La vida cada día te ofrece una nueva oportunidad de ser feliz, se llama: “HOY”

¿Cómo se si estoy deprimido?

Notas que… tu ánimo es bajo todos a casi todos los días, que estás triste, con ganas de llorar o simplemente te sientes vacío o en soledad. Sientes que ni las buenas noticias consiguen elevar tu ánimo. Estás más irritable o reaccionas de manera distinta a como solías hacer. Has perdido el interés por actividades que antes disfrutabas. Sientes que ya no gozas de las fiestas, vacaciones o tus aficiones. Incluso has notado cambios en tus ganas de ir a trabajar y salir de casa es una constante lucha.
Tu peso ha variado de forma considerable sin motivo aparente. Puede que tu apetito también se vea afectado. Tu sueño ha cambiado tanto en calidad como en cantidad, tienes problemas para iniciar y mantener el sueño o quizás tu problema sea que eres incapaz de despertarte o te sientas con sueño todo el día. Tienes falta de energía, te cansas más fácilmente y actividades como trabajar, ir al supermercado o incluso asearte se convierten en una carrera de obstáculos. Te cuesta más concentrarte y tomar decisiones. Puede que tengas la impresión de que te distraes con más facilidad o que tu memoria no es la misma.
Tienes sentimientos de culpa o remordimientos que no consigues apartar de tu mente y lidiar con ellos consume gran parte de tu día. Te menosprecias y sientes que otras personas son más válidas que tú.

Si te ves reflejado en parte de este relato, entonces puede que tu estado de ánimo se vea afectado. La depresión es uno de los problemas más incapacitantes. No solo nos afecta a nivel emocional sino que también modifica nuestra manera de pensar. Esto hace que salir por nosotros mismos de ella sea difícil. Por esta razón, es de vital importancia la búsqueda de ayuda profesional que nos muestre como recuperar de nuevo la ilusión y nos ayude a tener interés por nuevos proyectos de vida.